miércoles, 6 de mayo de 2009

4 comentarios:

*-* dijo...

Ojalá pudieran compartir por escrito algunos de los cuentos que integran Los mil y un insomnios, por los que, aunque queramos, no podemos asistir a las lecturas por nuestras ocupaciones.
Los invito a visitar el blog donde escribimos un grupo de amigos y yo. Espero lo lean y comenten para ver qué les parece.
www.yuejo.blogspot.com
donde, a propósito, aparece algo sobre el amor en los tiempos de la influenza...

Myriam dijo...

EDUARDO, ES UN GUSTO ENORME VISUALIZARTE POR LO MENOS EN ESTE BLOG, ESPERO ME RECUERDES, Y ESPERO SANAR PRONTO PARA RETOMAR EL TALLER DE NARRATIVA, LES ENVIO UN ENORME SALUDO A TODOS, Y YA LES CONTARE MI CUENTO BREVISIMO DE LA ESTANCIA QUE HE TENIDO EN EL HOSPITAL.MYRIAM COSTILLA

Prensa dijo...

Estimado EDUARDO OSORIO, con gusto vuelvo a saber de vos desde aquél encuentro en Buenos Aires y de nuestra participación en la lectura de hace unos años.
Lamento el trance de tu pueblo hoy y también lamentaré el mismo trance que la "influencia de la influenza" nos traerá en el futuro a nosotros. Muy extrañas pestes trae el neoliberalismo...
Este blog me parece un gran acierto, los felicito.
Un gran abrazo para vos y para los colegas mexicanos.
Alberto A. Lucero, desde La Kuentera, Buenos Aires, Argentina.

Kitsune dijo...

Excelente idea!
Este año que no pude participar en el festival como hubiera deseado al menos puedo ver sus lecturas.
Muchos saludos a todo el CTE.


Nelly Geraldine